Somos Salud

Somos Salud

El baño frecuente en la sauna reduce el riesgo de accidente cerebrovascular

El baño frecuente en saunas se asocia con un menor riesgo de accidente cerebrovascular, según un nuevo estudio internacional. En un estudio de seguimiento de 15 años, las personas que tomaban una sauna de 4 a 7 veces a la semana eran 61% menos propensas a sufrir una apoplejía que las que tomaban una sauna una vez a la semana. Este es el primer estudio prospectivo a gran escala sobre este tema, y los hallazgos fueron reportados en Neurology.

El accidente cerebrovascular es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo y supone una pesada carga humana y económica para las sociedades. Un equipo de científicos de las universidades del este de Finlandia, Bristol, Leicester, Atlanta, Cambridge e Innsbruck descubrió la reducción del riesgo asociado con el baño sauna.

Los estudios

Los hallazgos se basan en el estudio poblacional Kuopio Ischaemic Heart Disease Risk Factor (KIHD), en el que participaron 1,628 hombres y mujeres de 53 a 74 años que vivían en la parte oriental de Finlandia. Basados en su frecuencia de tomar baños de sauna tradicionales finlandeses (humedad relativa 10-20%), los participantes del estudio fueron divididos en tres grupos: los que tomaban una sauna una vez a la semana, los que tomaban una sauna 2-3 veces a la semana, y los que tomaban una sauna 4-7 veces a la semana.

Cuanto más frecuentemente se tomaban saunas, menor era el riesgo de accidente cerebrovascular. En comparación con las personas que tomaban una sesión de sauna a la semana, el riesgo se redujo en un 14% entre las que tenían de 2 a 3 sesiones y en un 61% entre las que tenían de 4 a 7 sesiones. La asociación persistió incluso cuando se tuvieron en cuenta factores de riesgo de accidente cerebrovascular convencionales, como la edad, el sexo, la diabetes, el índice de masa corporal, los lípidos en sangre, el consumo de alcohol, la actividad física y el estado socioeconómico. La fuerza de la asociación fue similar en hombres y mujeres.

Los resultados sobre el estudio del baño en sauna

Resultados anteriores del estudio del KIHD en la Universidad de Finlandia Oriental han demostrado que el baño frecuente en saunas también reduce significativamente el riesgo de mortalidad cardiovascular y por todas las causas. Según los investigadores, los mecanismos que impulsan la asociación del baño en sauna con un accidente cerebrovascular reducido podrían incluir una reducción en la presión arterial, la estimulación del sistema inmunológico, un impacto positivo en el sistema nervioso autónomo y una mejora en la función cardiovascular. En un estudio experimental reciente, el mismo grupo de científicos también demostró que el baño sauna tiene efectos agudos sobre la rigidez de la pared arterial, influyendo así en la presión arterial y los parámetros de la función cardíaca.

Fuente: uef.fi

© 2017 Newskit. All Rights Reserved.Design & Development by Joomshaper

Please publish modules in offcanvas position.